ENSAYO DE CALIDAD EN CHAMPÚS

Los ensayos de calidad en champús deben realizarse al menos transcurridas 48 horas de su elaboración (tiempo llamado de maduración). Si la dispensación de la emulsión corre cierta prisa, el tiempo de maduración puede reducirse a 24 horas, siempre y cuando, la formulación no tenga una alta complicación galénica. El almacenaje durante el periodo de maduración es fundamental: envase hermético, a temperatura ambiente y en unas condiciones de humedad relativa normales.

En el trascurso de dicho tiempo el champú suele quedar libre de las burbujas de aire incorporadas durante su elaboración, y prácticamente su viscosidad queda estabilizada.

CARACTERES FÍSICOS Y ORGANOLÉPTICOS

Se deben verificar por observación directa las siguientes características: color, olor, transparencia, viscosidad y extensibilidad aparentes. ​


1. Color

Los champús por regla general suelen ser incoloros o de un color débilmente amarillento dado por la mezcla de tensoactivos y otras sustancias auxiliares. La adición de los correspondientes principios activos o perfumes pueden variar esta coloración original. Por ejemplo, la adición de extractos hidroglicólicos de plantas a los champús origina una coloración marrón clara, la adición de breas o ictiol origina una coloración parda, las suspensiones con piritiona de zinc dan un color blanquecino opaco al champú, etc.


2. Olor

Originalmente los champús tienen un olor jabonoso-ceroso aromático muy agradable. La adición de los correspondientes principios activos y perfumes pueden variar este olor tan característico.


3. Viscosidad aparente

Se pueden definir cuatro tipos de viscosidad en los champús en función de su resistencia al ser agitados mediante una varilla de vidrio:

— Muy baja viscosidad: se pueden considerar prácticamente líquidos y apenas presentan resistencia al ser agitados.

— Baja viscosidad: suelen tener una consistencia semejante a un jarabe y presentan ligera resistencia a la agitación.

— Viscosidad media: presentan una moderada resistencia a la agitación.

— Viscosidad alta: presentan mayor resistencia a la agitación que los anteriores. Su envasado manual en los envases finales resulta complicado.


4. Extensibilidad aparente

Este ensayo permite tener una idea relativa de la facilidad de deslizamiento del champú cuando es aplicado. Se toma una pequeña porción del champú y se aplica sobre el antebrazo de forma longitudinal y en un único sentido. La extensibilidad puede regularse fácilmente empleando aceites emolientes ya sean hidrosolubilizados o no, tensioactivos polioxietilenados o polioles. Cuanto mayor es la concentración de estas sustancias, mayor será la extensibilidad del champú.



FENÓMENOS DE TURBIDEZ

Se pueden presentar como consecuencia de una inadecuada solubilización de principios activos o aceites insolubles en el agua del champú, o por una mala incorporación de viscosizantes de tipo electrolito. También la presencia de trazas metálicas provenientes del utillaje o de los distintos excipientes, puede producir turbidez. En este caso la adición de quelantes como el EDTA disódico en concentraciones de hasta el 0,1 % pueden solucionar el problema.


VISCOSIDAD

Generalmente se emplean viscosímetros.


EXTENSIBILIDAD

Se puede definir como el incremento de superficie que experimenta una cierta cantidad de emulsión cuando se la somete a la acción de pesos crecientes, en intervalos fijos de tiempo. La determinación se realiza de la siguiente manera: se sitúa un portaobjetos conteniendo una pequeña muestra de la emulsión, encima de un papel milimetrado. Sobre dicho portaobjetos se coloca otro (de peso conocido) suavemente, se espera 1 minuto y se anota el radio del círculo formado3. Se sigue el mismo procedimiento, siempre a intervalos de 1 minuto, utilizando 2 pesas de 2 g y, finalmente, una pesa de 5 g. Con los radios obtenidos se calculan las superficies correspondientes. La determinación de la extensibilidad se suele realizar a temperatura ambiente.

No se suele realizar debido a que la viscosidad obtenida en los champús no es la suficiente para realizar de forma adecuada dicha determinación.


FORMACIÓN Y PERSISTENCIA DE LA ESPUMA

Se puede seguir el siguiente procedimiento: en una probeta de 100 ml se miden 30 ml de champú y se enrasa hasta 60 ml con agua destilada. Se tapa la probeta con la palma de la mano o con papel encerado y se somete a una agitación enérgica en sentido vertical hasta que se forme una gran cantidad de espuma. Se estudia el aspecto externo de la espuma formada: cremosidad, consistencia, formación de burbujas, persistencia, etc.


DETERMINACIÓN DEL PH

Se puede determinar directamente empleando tiras reactivas de PH o aparatos de medición digitales. En el caso de que el champú tenga alta consistencia se puede emplear el siguiente procedimiento: se dispersa una pequeña cantidad de champú (1-2 g) en un vaso de precipitados conteniendo unos 30-40 ml de agua destilada, y se procede a medir el pH.


PESO DE LA FÓRMULA TERMINADA DESCONTANDO EL ENVASE

Una alta desviación respecto al valor teórico puede indicar errores, tanto en el aspecto cuantitativo como cualitativo de la fórmula. Una desviación de hasta del 5 % puede ser admisible (generalmente esta desviación suele ser debida a la evaporación del agua existente durante el proceso de elaboración).

Posts Destacados
Posts Recientes
Archivo
Buscar por Tags
Síguenos!
  • Facebook Basic Square
  • Facebook Basic Square
  • Facebook Basic Square

SPAIHAIR

 

SPAICLINIC

 

SPAICOSMETIC