LUNES- VIERNES

07.00AM - 15.00PM

 

ACCESOS DIRECTOS A PÁGINAS:

TEL: 931 190 429

FAX: 934 211 724

MANDAR MAIL

 

MAPA

© 2020 by Spaicosmetic Laboratorios

BOOSTER ACEITE DE SOJA

16 Nov 2015

 

ACEITE DE SOJA

 

FUERZA, RESISTENCIA, DENSIDAD, BRILLO

Controla el encrespado a la perfección. 

Termoprotección, protección de la coloración capilar. 

Hidratante y acondicionador cutáneo y capilar.

Aporta vigor al cabello fino Antienvejecimiento, antioxidante. 

Reduce la caída del cabello al nutrir el el bulbo capilar.

 

Acción cuero cabelludo: Anticaída, Antioxidante

Componentes activos: Proteínas, Amoniácidos, Biopéptidos.

 

 

 

 

BOTANICA

Glycine max. (L.) Merrill, Soja max (L.) Piper, Glycine hispida (Moench) Maxim, Phaseolus max (L.). La Soja (Glycine max L.) es una planta herbácea anual perteneciente a la familia de las Leguminosas (Fabaceae).
Esta planta procede de la especie silvestre (Glycine soja Siebold &Zucc, Glycine ussuriensis Regel &Maack). La soja se caracteriza por presentar tallos rastreros o erectos de hasta 1,5 m de altura, provista de pequeños pelos rojizos. Las hojas son trifoliadas y pilosas; se suelen desprender antes de que las semillas estén maduras. Las flores son papilionáceas, blanco-amarillentas o azul-violáceas, de pequeño tamaño, agrupadas en inflorescencias axilares. El fruto es una vaina arqueada vellosa con 2-6 semillas subglobosas lisas en su interior, de color variable entre blanco-amarillento y pardo.

 

Al igual que el resto de los miembros de la familia de las leguminosas, la soja es capaz de capturar todo el nitrógeno que necesita, ya que posee nódulos en los que se desarrollan bacterias fijadoras del nitrógeno atmosférico (Rhizobium japonicum).

 

El origen de la soja se sitúa en el Extremo Oriente, donde siempre ha sido un constituyente básico de la alimentación. En la actualidad se cultiva en numerosas regiones templado-cálidas del globo.

Actualmente casi no existe en forma salvaje, salvo en pequeñas regiones del delta de Amur Ussuri, Taiwán, Corea y Japón. 

 

QUIMICA

El aceite de soja es especialmente rico en proteínas.

 

Los aminoácidos característicos de esta proteína son leucina, lisina, fenilalanina, valina, isoleucina, treonina, tirosina, triptofano, cistina y metionina. 

 

USOS TRADICIONALES

La proteína de soja aporta los 9 aminoácidos esenciales para el hombre. En la industria alimentaria, la proteína de soja aporta hidratación, ayuda a retener el aroma y actúa como emulsificante y texturizantes de alimentos tales como carnes, mantequillas de cacahuete, helados y quesos. La proteína de soja es fácilmente digerible por los humanos e igual de nutritiva que la proteína que encontramos en la leche, la carne o los huevos. La proteína de soja, al ser baja en grasas y libre de colesterol, es una alternativa natural a la proteína de origen animal. 

 

PROPIEDADES COSMETICAS

 

Debido a su composición en ácidos grasos, el aceite de soja puede utilizarse como agente emoliente o como fuente natural de estos ácidos grasos poliinsaturados, para formulaciones cosméticas destinadas a tratamiento corporal o capilar. Se ha demostrado que los ácidos grasos poliinsaturados (PUFAs) son útiles para cosmética debido a su capacidad para recuperar la función barrera de la piel. También se conocen los efectos de los ácidos grasos poliinsaturados en las funciones metabólicas capilares. Deficiencia de estos compuestos produce efectos como la pérdida del cabello, que puede ser restaurada mediante aplicaciones locales de estos ácidos grasos poliinsaturados.

El ácido linoleico es el más abundante de los ácidos grasos poliinsaturados del aceite de soja. Se ha encontrado que la piel seca tiene menor contenido de ácido linoleico, que puede volver a la normalidad mediante la aplicación local de este ácido graso esencial.
Las aplicaciones locales de lípidos o de componentes de la fracción insaponificable (esteroles) sobre la piel irritada, a causa agentes tensioactivos, también son claramente beneficiosas ya que inducen la recuperación de la función barrera de la piel.

El aceite de soja ha sido descrito como un agente antioxidante debido a la presencia de vitamina E. El - tocoferol es considerado un buen secuestrador de radicales peróxidos, el oxígeno singlete y otras especies reactivas de oxígeno presentes en fases lipídicas tales como las membranas y las lipoproteínas. El -tocoferol es particularmente eficaz contra las especies reactivas de óxido de nitrógeno. El - tocoferol y su metabolito son capaces de inhibir la actividad de ciclooxigenasa-2. Así se demuestran los efectos beneficiosos de la vitamina E en la piel. Se ha observado que las aplicaciones de - tocoferol protegen la piel de la radiación UV inducida por efectos oxidativos, por lo tanto ejerce acciones inmunoprotectoras sobre las células de Langerhans y la formación de eritema. 

 

Actividad acondicionadora de la piel

Esta actividad de la soja se debe a su contenido en proteínas.


El carácter polar de las proteínas les confiere una gran capacidad para capturar moléculas de agua mediante puentes de hidrógeno. El peso molecular no influye prácticamente en esta acción si se trata de hidratación de superficie. Si existe una cierta penetración y esta hidratación se realiza en capas más interiores del estrato córneo, los péptidos de cadena corta, de menor peso molecular, dan mejores resultados.

Challoner, NI et al. (1997) evaluaron el efecto hidratante de diferentes proteínas, entre ellas proteínas de origen vegetal y sus derivados. En un primer ensayo, evaluaron el efecto hidratante de una emulsión O/W que contenía un 1% de un hidrolizado proteico. Los resultados obtenidos mostraron que la

emulsión que contenía el hidrolizado proteico causaba un incremento significativo de la extensibilidad inmediata (Ei) de la piel.

 

También se evaluó el efecto tensor de dos proteínas de elevado peso molecular en solución acuosa. Los resultados mostraron que la incorporación de proteínas en una formulación acuosa producía un descenso significativo en la Ei durante el periodo de tratamiento. Esto se atribuyó a que estas proteínas formaban una película en la superficie cutánea que proporcionaba un efecto tensor.

Así pues, las proteínas de bajo peso molecular son buenos agentes hidra

tantes de las capas más profundas de la piel mientras que las proteínas de elevado peso molecular, debido a su capacidad filmógena, son más adecuadas como agentes hidratantes de superficie y para dotar a la piel de firmeza y suavidad.

 

Por todo ello, el aceite de soja es recomendable a la hora de formular productos cosméticos acondicionadores de la piel.

 

Actividad acondicionadora del cabello

Los agentes acondicionadores tienen la misión de aportar suavidad y brillo al cabello, facilitar el peinado y reducir la electricidad estática. Un gran número de ingredientes pueden ser usados para formular acondicionadores capilares entre ellos, los hidrolizados proteicos.

 

Las proteínas actúan sobre el cabello protegiéndolo de las agresiones externas, reparándolo, acondicionándolo, aumentando su elasticidad y disminuyendo su riesgo de rotura.

 

La sustantividad de una molécula mide la habilidad de ésta para formar enlaces con la piel o el cabello. Existen estudios que demuestran la sustantividad de los hidrolizados proteicos sobre la superficie del cabello.

 

Las proteínas son cadenas de polímeros que poseen grupos con carácter hidrofílico (grupos hidroxilo, carboxilo y amino) que les confieren capacidad para captar las moléculas de agua. Cuando se hidrolizan las proteínas, se genera un mayor número de grupos carboxilo y amino terminales con lo que se incrementa la capacidad para retener agua en casos de humedad relativa elevada.

 

Así pues, los hidrolizados proteicos poseen un carácter hidrofílico y como resultado de ello, son capaces de captar agua. Cuanto mayor es el grado de hidrólisis de las proteínas, mayor es su capacidad para absorber agua. Existen datos cualitativos que demuestran que los cabellos tratados con hidrolizados proteicos retienen mejor el agua y regulan mejor la captación y la liberación de agua.

 

Las proteínas de bajo peso molecular poseen capacidad para penetrar hasta el córtex de las fibras capilares; esta propiedad las hace ideales para reparar, fortalecer y proteger las fibras capilares directamente desde su interior. Las proteínas de alto peso molecular, gracias a su capacidad para formar película en la superficie del cabello, son adecuadas como agentes protectores y suavizantes del cabello.

 

Es por todo ello que el hidrolizado de soja es recomendable a la hora de formular productos cosméticos con actividad acondicionadora y reparadora del cabello. 

Please reload

Posts Destacados

BOOSTER ACEITE DE SOJA

16 Nov 2015

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload