LUNES- VIERNES

07.00AM - 15.00PM

 

ACCESOS DIRECTOS A PÁGINAS:

TEL: 931 190 429

FAX: 934 211 724

MANDAR MAIL

 

MAPA

© 2020 by Spaicosmetic Laboratorios

MODO DE EMPLEO DE UN CHAMPÚ Y MECANISMOS DE LIMPIEZA DE LA PIEL

1 Jul 2014

 

MECANISMO DE LIMPIEZA DE LA PIEL

​​

Considerada la piel desde un punto de vista funcional, distinguiremos tres estratos que reciben el nombre de “capas epicutáneas”.

 

1. Capa gaseosa, llamada también “ manto aéreo”, que rodea la piel de un modo comparable a la atmósfera que envuelve la tierra. Este manto es más caliente y húmedo y con mayor tensión de anhídrido carbónico que el aire ambiente.

2. Capa emulsionada, formada en realidad por dos capas, la sudoral y la lípida, emulsionadas. Las gotitas de sudor y el agua de la transpiración constituyen la fase acuosa, y la secreción sebácea la fase oleosa.

3. Capa córnea, en cuya superficie se acumulan escamas desprendibles y partículas de suciedad.

 

Barrera electrofisiológica de Rein.

Está demostrado que la piel es más ácida por la parte exterior de la zona compuesta por la capa granulosa y la lúcida y más alcalina en su parte interna. Ésta diferencia de Ph representa una variación de potencial eléctrico. A esta barrera eléctrica se le atribuye la impermeabilidad de la piel frente al agua y a las sustancias líquidas en general. Este hecho es muy importante ya que está relacionado con la permeabilidad de la piel y es uno de los factores a tener en cuenta para favorecerla penetración de los cosméticos. Para poder alcanzar el estrato córneo el cosmético limpiador tiene que traspasar las capas que acabamos de ver y que como barreras protegen la piel.

 

El mecanismo de la detergencia o limpieza se desarrolla de la siguiente manera:

1ª Al entrar el cosmético en contacto con la capa gaseosa, de gran tensión de vapor, la emulsiona, dispersándola en burbujas dentro del seno del cosmético limpiador.

2ª Inmediatamente después alcanza las capa sudoral y lípida, emulsionando los componentes grasos.

3ª Por fin el detergente entra en contacto con la capa córnea, humectándola y emulsionando las células córneas desprendidas y la suciedad.

 

Este mecanismo, explicado tan esquemáticamente, es en la realidad mucho más complejo, produciéndose una serie de fenómenos cuya importancia dependerá del cosmético usado, mecánica de la limpieza ( frotación , uso de cepillos o esponjas ), calidad, cantidad y temperatura del agua utilizada tanto en la limpieza propiamente dicha como en los enjuagues que permiten arrastrar la suciedad.

 

Los principales cosméticos de limpieza son los productos de actividad superficial comúnmente llamados detergentes, que pueden agruparse en dos grandes familias:

DETERGENTES SINTÉTICOS: Son los más utilizados. 

DETERGENTES NATURALES: Son los mejores.

 

1. DETERGENTES SINTÉTICOS

Se dividen en dos grandes grupos:

 

DETERGENTES ANIÓNICOS

Se dividen a su vez en otros dos grupos: los jabones y todos los demás detergentes sintéticos aniónicos. Los jabones son los primeros detergentes conocidos, ya que los babilonios y los hebreos ya los fabricaban rudimentariamente con grasas de animales y cenizas potásicas de la madera (2.250 años antes de J.C.). Modernamente la fabricación del jabón ha alcanzado una máxima perfección. Para jabones de tocador se emplean normalmente aceites de palma, de coco de visón, de oliva, etc., y como sustancias neutralizantes la sosa cáustica, la potasa, etc. Los jabones pueden ser blandos, duros y transparentes, líquidos, etc., según cómo estén neutralizados y según la grasa empleada. También se les añaden aditivos, ya sea para aumentar su poder detergente, o para hacerlos transparentes, o para ejercer una acción protectora sobre la piel. El principal defecto del jabón es que aún el de mejor calidad lleva siempre álcali libre, de efectos perjudiciales para la piel. Además, al precipitar con las aguas duras deja residuos calcáreos sobre la epidermis, dejándola áspera y pudiendo incluso obturar los orificios sebáceos y sudoríparos. Otros agentes empleados como cosméticos de limpieza son los láuricos sulfatados, productos de gran estabilidad y poder espumante. Son eficaces detergentes, quizás los más empleados junto con los jabones. Su único defecto es el alto poder detergente que deja la piel reseca, manifestándose síntomas de intolerancia dérmica, particularmente en personas de piel delicada. Para corregir en parte este defecto se les añaden aditivos super-engrasantes destinados a evitar el desengrase total de la epidermis. Siempre con el fin de impedir las irritaciones dérmicas se ha intentado añadir diferentes sustancias, pero la verdad es que no se han encontrado aún el detergente o los aditivos que disminuyan esta irritación. Los detergentes sintéticos presentan numerosas ventajas, entre ellas las de que pueden preparase a punto isoeléctrico igual al de la epidermis, son mucho más estables a las aguas duras que los jabones y tienen un gran poder espumante.

DETERGENTES CATIÓNICOS Tienen buenas propiedades bactericidas, esterilizantes y desodorantes, pero su empleo para la limpieza de la piel está un poco restringido debido a su concentración y a que la acción prolongada por uso frecuente produce sobre la piel grietas y otras lesiones difíciles de curar. Por ello este tipo de detergentes sólo se utilizan a muy bajas concentraciones y mezclados con otro tipo de detergentes para aprovechar su acción bactericida.

 

 

2. DETERGENTES NATURALES

Son los mejores cosméticos de limpieza, pero debido a su precio, su difícil conservación y muchas veces a su mala presentación, son raramente empleados. Entre los detergentes naturales podemos citar las saponinas, bilis y sales de los ácidos biliares, clara de huevo, caseínas y lecitinas.

 

 

 

MODO DE EMPLEO

LA HIGIENE ES LA REGLA DE ORO para conseguir, tener o mantener el cabello sano y atractivo. El decir lavar la cabeza no consiste en tomar cualquier champú, llenarse de espuma y aclarar sin mas, sino hacerlo con un producto de acuerdo a nuestras necesidades. De lo contrario nos proporcionara caspa, grasa, irritaciones y sequedad.

 

Para tener un lavado perfecto y una limpieza buena es necesario, tener presente los siguientes pasos: Elegir el champú idóneo. Humedecer el cabello. Aplicar la cantidad justa de champú sobre el cabello mojado, dando un suave masaje con las yemas de los dedos sobre el cuero cabelludo. Aclarar con agua. Repetir la operación anterior y dejar actuar la espuma formada durante unos minutos (fundamental en los champús de tratamiento). Aclarar con abundante agua. Acondicionar el cabello con algún tratamiento suavizante o reparador si fuera necesario.

 

NOTAS

Debemos tener presente que el cabello crece de 1 a 2 cm. por mes y su vida es de 3 a 4 años. Todos los días perdemos alrededor de 20 a 30 pelos y tenemos de 120 a 150 mil y el grosor es de 60 a 80 micras. Pocos son los cabellos que no tienen problemas ya que estadísticamente está comprobado que un 38% de hombres tienen problemas de calvicie, 10% de las mujeres sufren de la caída y lo más grave es que el 50% de los cabellos se encuentran completamente secos o deteriorados. 

 

La frecuencia de lavado va a estar condicionada a la capacidad que va a tener el cabello y cuero cabelludo de ensuciarse, y al tipo de champú de tratamiento cuando sea necesario. Normalmente, la frecuencia suele ser de dos a tres veces por semana e incluso diariamente, en función del grado de contaminación, clima, actividad laboral, etc.

 

Los champús de tratamiento drásticos (anticaspa, antiseborreicos) se utilizan dos veces por semana. Una vez normalizada la caspa o seborrea, se alternan con champús neutros.

 

Unos preparados que cada vez son menos usados por la cuidada formulación de los champús, son las cremas capilares. Suelen contener un derivado de amonio cuaternario que va a tener acción antiestática dando docilidad, manejabilidad y movilidad al cabello. Las formas cosméticas utilizadas son las cremas fluidas o semifluidas poco grasas y fácilmente retirables con agua. Pueden contener suavizantes, fortalecedores, anticaspa, etc. Una vez retirado el champú y con el cabello húmedo, se aplican estas cremas dando un suave masaje con las yemas de los dedos sobre el cabello y cuero cabelludo, dejando actuar durante unos minutos y aclarando posteriormente (se debe de realizar un minucioso aclarado para eliminar totalmente al tensioactivo catiónico que contiene). ​​​

 

Please reload

Posts Destacados

BOOSTER ACEITE DE SOJA

16 Nov 2015

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Archivo